Cápsulas aptas para DG* cortado descafeinado Hasta un -40% off  (0,11€/café)

5 formas de disfrutar el café

“Yo he medido mi vida en cucharitas del café.” decía T.S. Eliot, poeta y dramaturgo norteamericano y no podríamos estar más de acuerdo con él.

Una taza de café siempre será una excusa para importantes experiencias. A su alrededor se descubren y se construyen amistades, se transcriben y crean grandes obras de toda índole, se afianzan relaciones y se concretan negocios o sencillamente se comparte entre amigos o las propia familia. El café está presente en lo simple y en lo profundo, desde el primer momento en la mañana hasta que cae la tarde.

Cualquier momento es bueno para tomarse una buena taza del tradicional café pasado, o uno instantáneo, corto o largo, y por qué no, hasta una deliciosa taza de capuchino o una refrescante frappé para cautivar a los más jóvenes.

  1. Por las mañanas.

La cafeína que contiene te ayudará a despertarte y activará tu cerebro, haciendo que sientas más energía y vitalidad, sin embargo muchos expertos afirman que por ejemplo si te levantas a las 6 de la mañana, la hora ideal seria entres las 9:00 y 11:00 am, esto porque al despertar el cuerpo es cuando más libera cortisol, una hormona generadora de estrés que sumada a la cafeína, provoca estrés adicional.

  1. Acompañarlo con tu dulce preferido.

Nunca te has preguntado ¿por qué en algunos lugares sirven el café acompañado de porque en de un chocolatito o una almendra con chocolate? Pues mira que según expertos, es uno de los maridajes más increíbles. En otros países como México, el café viene acompañado de 3 opciones de mini postres para que tu elijas. Si lo tuyo no son los dulces, puedes acompañarlo con un licor con un whisky, cognac o ron.

  1. Con los amigos.

¡Una de las mejores formas en definitiva!. Reunirte con 2 o 3 amigos a compartir un rato y entablar una conversación. Incluso pueden probar con formas diferentes de tomarlo como recetas nuevas como el reciente y popular café Dalgona, mezclandolo con té (se llama yuanyang, popular en Hong Kong) o cualquier receta nueva que alguien se haya inventado. El café siempre será rico preparado de cualquier forma.

  1. En lo oficina.

Nada mejor que una buena taza de café durante las pausas de trabajo. Ayuda a mantener  la mente activa en las tareas que se vienen realizando, lo que mejora tu productividad y tu capacidad para dar con nuevas y mejores soluciones.

  1. Tomando un baño caliente.

Prepara la atmósfera ideal con velas o ambientadores, un buen playlist de la música que más te guste, un buen libro y ¡desde luego! una infaltable y deliciosa taza de café, verás como lo disfrutas.

También puedes hacerte una exfoliación con café, mezclando un poco de borra de café con la misma cantidad yogur natural, crema de cuerpo o leche entera. Frota esta mezcla sobre tu piel durante algunos segundos, y enjuágate con agua fría.

Nuestras cápsulas de café de alumino se adaptan todas ellas a la máquina sin posibilidad alguna de dañarla, son reciclables al ser el mismo material en su totalidad.

Crea tu pack y consigue un 5% de descuento