Cápsulas aptas para DG* cortado descafeinado Hasta un -40% off  (0,11€/café)

Operación Bikini. Cómo perder peso tomando café.

El verano ya casi llega y es hora de ponernos en forma para lucir estupendos en la playa. Muchos empezamos a hacer algunos ajustes en la alimentación y a practicar deporte para deshacernos de esos “kilillos” que el invierno nos ha dejado y aquí es cuando el café puede convertirse en tu gran aliado para ayudarte a controlar las ganas de comer pero además para quemar unas cuantas calorías y te vamos a explicar por qué.

El café calma la ansiedad.

La cafeína reduce la sensación de hambre pero además su bajo contenido de grasa y de calorías (menos de 5 calorías por taza) el café te hará sentir con el estomago lleno, reduciendo la sensación de hambre.

Acelera el metabolismo.

Numerosos estudios han demostrado que la cafeína puede ayudar a aumentar la tasa metabólica hasta en un 11% solo tenéis que tomar entre 3 o 4 tazas de café diarias para ver resultados.

Quema más calorías.

El café tiene efectos termogénico, aumentado la temperatura del cuerpo y haciendo que queme más calorías. Estudios recientes han demostrado que personas que consumen 270 mg de cafeína por día (tres tazas, aproximadamente) queman 100 calorías adicionales cada 24 horas, es decir que en una semana es probable que un organismo pueda quemar hasta 800 calorías… nada mal, ¿verdad?

Adiós al exceso de tejido adiposo.

Según unos estudios que se hicieron en la Ball University de Indiana por David Costill sobre la fisiología del ejercicio, la cafeína estimula el sistema nervioso simpático que a su vez ayuda a reducir la cantidad de tejido adiposo de la persona que lo consume.

El café y el azúcar.

Debido a los compuestos naturales del café, este ayuda a regular el azúcar en la sangre, permitiendo la pérdida de peso constante porque reducen la producción de grasa.

Algunas recomendaciones adicionales.

El café es un gran aliado para ayudarte a perder peso pero no debéis abusar de su consumo. Expertos aseguran que 400 ml diarios es una dosis suficiente para sacarle provecho a las innumerables ventajas del café, tanto las adelgazantes como las antioxidantes y, dependiendo de cada organismo, exceder esta dosis puede tener algunos efectos adversos.

Asimismo evita las dietas ”relámpago” que en teoría hacen milagros con tu cuerpo. Lo ideal es adelgazar a tu propio ritmo, sin desnutrirte ni morirte del hambre. Hay que evitar comer en exceso pero sin llegar al extremo de afectar negativamente tu salud.

Por último, si lo que queréis es adelgazar tomando café, debéis beberlo sin azúcar ni leche y evitar acompañarlo con bocadillos ni pastelillos para lograr los resultados esperados.

Nuestras cápsulas de café de alumino se adaptan todas ellas a la máquina sin posibilidad alguna de dañarla, son reciclables al ser el mismo material en su totalidad.

Crea tu pack y consigue un 5% de descuento